Certificados Energéticos

El certificado energético es un documento obligatorio desde el 1 de junio del 2013 a la hora de la venta o alquiler de un inmueble.

La mayoría de la gente no tiene ni idea de qué es un Certificado de Eficiencia Energética, y pagar por algo que no tienes ni idea de lo que es, y encima obligatorio, a nadie nos gusta.

¿Qué es el Certificado de Eficiencia Energética de un inmueble?

Es un documento que recoge la eficiencia de las instalaciones de calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria (ACS) de una vivienda en relación a su consumo de energía. Se estima el consumo anual de energía y emisiones de CO2.

En él se recoge la Calificación energética del inmueble en forma de letra. La mejor calificación es una letra A y la peor una letra G,  muy similar a la etiqueta que poseen los electrodomésticos desde hace bastantes años.

¿ Cómo se obtiene ?

Aunque suelen realizarlo los Técnicos especialistas en edificación: Arquitectos y Arquitectos Técnicos/Aparejadores, cualquier Ingeniero o Ingeniero Técnico lo puede suscribir. 

El primer paso es realizar una visita al inmueble. En esta visita el profesional deberá realizar una toma de datos consistente en la medición de los cerramientos exteriores, comprobación de las características constructivas, análisis de las instalaciones y medición de los huecos de fachada. Posteriormente elaborará un informe técnico con la ayuda de cualquiera herramienta informática homologada por el ministerio. Tras elaborar el informe, se deberá de registrar en la comunidad autónoma, en el caso de la Comunidad Valenciana en AVEN, y pagar la correspondiente tasa.

El certificado tiene una caducidad de 10 años.

¿ Porqué confiar en nosotros para tu CEE?

Al estar colegiado en el CAATIE de Valencia y dado de alta como técnico certificador en IVACE (instituto valenciano de competitividad empresarial), podemos realizar el certificado energético de tu vivienda o local, garantizando su calificación real y registrarlo en Consellería, en una plazo aproximado de 24 horas desde la visita.